13/1/17

LA RECUPERACIÓN DE NEURONAS LESIONADAS SE VERÍA FAVORECIDA CON EL IMPLANTE DE CÉLULAS PROGENITORAS EN EL CEREBRO

Un equipo de investigadores ha demostrado el papel beneficioso de los implantes de células progenitoras neurales para recuperar las señales de las neuronas lesionadas en el cerebro adulto. En concreto, los investigadores se han especializado en estudiar las señales de determinadas poblaciones neuronales durante la generación de movimientos oculares, lo que sirve como banco de pruebas para estudiar alteraciones motoras y ensayar compuestos y células sobre la fisiología de un sistema neuronal muy bien caracterizado.

Los autores creen que las células implantadas mandan señales químicas a las lesionadas que les hacen mantener unas propiedades funcionales muy similares a las de las células normales. Además, existen fuertes evidencias de que dichas células podrían ser una fuente de nuevas conexiones neuronales, y también de que estos progenitores neurales tienen la potencialidad de generar  un ambiente trófico beneficioso en el mismo sitio de la lesión.

En general, suele pensarse en un flujo anterógrado de señales: es decir, se dan órdenes desde las células premotoras que diseñan la ejecución de un movimiento hacia las neuronas motoras, que a su vez transmiten la orden a las células musculares encargadas de la ejecución del movimiento. Pues bien, además de ese flujo anterógrado de señales, existiría otro que sería en dirección retrógrada, hacia atrás. Este flujo de información sería de carácter trófico y mantendría las relaciones de conectividad existentes entre las células, favoreciendo que desarrollen todo su programa de mantenimiento y señalización celular.

Fuentes:
http://www.jneurosci.org/content/34/20/7007.short
neurología.com